Comprar PROTEINA Y BATIDOS DE PROTEINA Online

¿Si buscas proteina o batidos de proteina online, estas en el sitio adecuado. La mejor variedad de proteina de la mejores marcas del mercado. Haz tu pedido ya!

La industria de la nutrición deportiva y la suplementación ha experimentado una evolución sorprendente en los últimos años. De hecho, sus mismas estructuras más profundas se han visto modificadas, dando lugar a un mercado absolutamente diferente a aquel en el que operaban las empresas en los inicios de dicho sector. La demanda se ha disparado, los perfiles de clientes han pasado de ser homogéneos a tener una diversidad enorme, la variedad de la oferta ha tenido que expandirse y otros muchos cambios han provocado este fenómeno.

Sin embargo, los batidos de proteína y otros productos proteicos siguen tan vigentes como el primer día. Este hecho es la demostración palpable de que estamos hablando del macronutriente más importante en términos de rendimiento deportivo. Por ello, los productos basados en proteína son cada vez más profesionales y variados, ofreciendo las cualidades de este ingrediente adaptadas a las diferentes necesidades de cada cliente.

¿Para qué sirve la proteína?

Es evidente que solo se puede alcanzar una posición tan privilegiada en el mundo de la suplementación cumpliendo con una condición indispensable: ofrecer una serie de propiedades valiosas para el deportista. En este caso, la proteína es uno de los nutrientes que mejor se ajusta a esa necesidad, ya que aporta beneficios útiles para algunos de los aspectos más importantes a la hora de incrementar el rendimiento físico.

Nombrar todas las cualidades que ofrecen los suplementos proteicos sería una tarea demasiado extensa, sobre todo teniendo en cuenta que muchas de ellas tienen una aplicación muy concreta que podría no interesar al público general. Para intentar hacer una reducción representativa que explique con precisión las líneas principales de las propiedades de la proteína se puede hacer una división en tres vías de acción, cada una de ellas referida a una de las grandes cualidades de este macronutriente.

La primera vía es la de la protección, y es de enorme utilidad para todas aquellas personas que realicen unos esfuerzos muy intensos y no quieran perder masa muscular. Cuando los depósitos de energía del organismo se quedan vacíos, existe un proceso denominado ‘catabolismo’ que se encarga de extraer energía de los tejidos musculares a través de su degeneración. Un aporte proteico extra permite proteger los músculos frente a este fenómeno, evitando así la disminución del volumen muscular.

La segunda vía tiene que ver con la nutrición de los músculos y su desempeño deportivo. Las proteínas son el combustible muscular, por lo que contar con un nivel alto tiene como resultado un aumento en capacidades como la fuerza, la potencia o la resistencia de los músculos. En esta misma línea de acción hay que mencionar que, como es obvio, si los tejidos musculares están bien “alimentados” será mucho más sencillo conseguir que su volumen crezca, por lo que la proteína también puede ayudar a ganar masa magra.

Proteina Online

Por último, la tercera vía se centra en la recuperación. Los aminoácidos que conforman las proteínas cumplen con una función vital para el deportista: la reparación y regeneración de las fibras y tejidos musculares que han sufrido el impacto de la actividad física intensa. Cuanto más efectiva sea esa tarea, antes estará preparado el organismo para volver a realizar un entrenamiento.

¿Cuál es la mejor proteína?

La rapidísima evolución del mercado de la nutrición deportiva ha tenido una influencia enorme en los suplementos proteicos, debido a que estos han recorrido el mismo camino y se han sometido a los mismos cambios. Por ello, hoy en día existe una infinidad de alternativas para añadir un extra de proteína a tu dieta, desde los clásicos batidos de proteínas hasta formulaciones más novedosas como la caseína micelar.

Cada una de estas opciones es ideal para un tipo de deportista diferente, así que antes de elegir una hay que tener en cuenta factores como las características personales, los objetivos deportivos o el nivel de exigencia.

Proteína whey: concentrado o aislado

Una de las dudas más comunes tiene que ver con la proteína de suero de leche –o proteína whey-, que se ha convertido en el tipo de suplemento proteico más extendido de la industria. Puede presentarse en dos formulaciones: concentrado o aislado.

La principal diferencia entre una y otra es el método de producción, ya que el aislado de proteína whey conlleva más procesos de filtración que el concentrado.
En términos nutricionales, esto se traduce en una mayor concentración proteica en los suplementos hechos con aislado de proteína de suero, que suele sobrepasar el 90% de su composición. De igual forma, elementos como las grasas, los hidratos de carbono o la lactosa quedan reducidos al máximo en esos filtrados.

La proporción proteica del concentrado de proteína whey es mucho menos precisa, pero hay que destacar que también puede alcanzar cotas muy elevadas; se podría decir que oscila entre un 30% y un 89%. En su composición se pueden encontrar otros elementos bastante presentes, como los hidratos de carbono o las grasas.

En cuanto al precio, los aislados siempre van a ser más caros, ya que su proceso de producción es más largo y, por lo tanto, más costoso.

¿Qué proteína comprar? La facilidad de elegir proteínas online

No se puede hacer una recomendación genérica sobre qué proteína se debe comprar, ya que la gran variedad ofrecida permite que exista un alto nivel de adaptación a las necesidades personales. Por ello, el mejor consejo que se puede dar es el siguiente: aprovecha todas las posibilidades existentes para buscar un suplemento proteico que cumpla con tus exigencias al máximo.

Gracias al comercio por Internet, ahora puedes comparar todas las proteínas online desde el sofá de tu casa, así que la tarea es mucho más cómoda y sencilla.

¿Cuántos gramos de proteína al día?

No existe una estimación general acerca de la cantidad de proteína que se debe tomar cada día. De hecho, cada tipo de suplemento proteico cuenta con sus recomendaciones propias, que también varían según los objetivos que se pretendan alcanzar. Antes de decidir cuántas proteínas debes aportarle a tu organismo, define tus metas y adapta esa cantidad a ellas, siempre dentro de unos valores de seguridad.